Pistoletazo de salida definitivo a la ZAL del Puerto de Valencia

El Ayuntamiento aprueba el proyecto para la reparación y saneamiento de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) que deberá ser licitado por SEPES, una decisión que permitirá activar inversiones de manera urgente en un momento de recesión económica.

El objetivo es que todas las instalaciones de esta plataforma logística estén en óptimo estado para facilitar la instalación de las empresas que optaron a un derecho de superficie en la ZAL el pasado mes de septiembre.

La ZAL ya ha recibido ofertas para cuatro de las siete parcelas de la ZAL. Se trata de las cuatro primeras áreas que salieron a concurso; y sobre ellas hay comprometidas inversiones de 73,4 millones de euros, que permitirán la creación de 1.500 puestos de trabajo junto al barrio de Natzaret, de la capital valenciana.

Los proyectos empresariales de las cuatro parcelas ya presentadas cuentan con importantes compromisos en materia ambiental y de reducción de emisiones de CO2.

La licitación de las otras tres parcelas de la ZAL ha quedado temporalmente suspendida a causa de la pandemia del CVID-19, pero en su conjunto, las 7 parcelas de la ZAL generarán más de 2.000 puestos de trabajo.

València, 30 de abril de 2020.- La Autoridad Portuaria de Valencia y la sociedad gestora de la ZAL del Puerto de Valencia han mostrado su satisfacción por la aprobación, el pasado jueves, 30 de abril, por parte del Ayuntamiento de Valencia del “Proyecto de medidas correctoras para la recepción municipal de la Zona de actividades Logísticas (ZAL) del puerto de Valencia”. La aprobación de este proyecto supone el pistoletazo de salida definitivo para la licitación, adjudicación y ejecución de las obras de reparación de la ZAL, que posibilitará la recepción municipal de la actuación.

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) considera que este proyecto llega en uno de los momentos más oportunos para contribuir a la recuperación económica, una vez superada la emergencia sanitaria. El documento aprobado por el Ayuntamiento cuenta con un presupuesto base de licitación de 4,4 millones de euros más IVA y un plazo de ocho meses para la ejecución de las obras.

La ejecución de los trabajos, que serán licitados y adjudicados por la Entidad Estatal de Suelo (SEPES), permitirán la reactivación del empleo en el sector de la construcción. En concreto, el proyecto contempla la reparación y puesta a punto del saneamiento, firmes y pavimentos, jardinería y riego y alumbrado de la ZAL. El objetivo es que todas las instalaciones de esta plataforma logística estén a pleno rendimiento ante el desembarco de las empresas que optaron a un derecho de superficie en la ZAL el pasado mes de septiembre.

Ofertas recibidas

En concreto, VPI Logística ya ha recibido ofertas económicas por cuatro parcelas de la ZAL -F2, G2, A2 y B2-. Las cuatro primeras empresas que han presentado sus proyectos logísticos para la ZAL (Raminatrans, QA Pimba, MSC y Medlog) tienen previsto invertir, conjuntamente, 73,4 millones de euros. Esta inversión permitirá la creación de 1.518 empleos (188 directos y 1.330 indirectos).

Las cuatro primeras empresas aspirantes para instalarse en la ZAL del puerto de Valencia se comprometen a contratar a parados de larga duración y a personas en riesgo de exclusión social. En todos los casos, los proyectos empresariales presentan un fuerte componente ecológico, ya sea por la instalación de complejos sistemas de ahorro energético y plantas fotovoltaicas o por el compromiso de no contratar suministro eléctrico procedente de combustibles fósiles.

En concreto, la empresa valenciana Grupo Raminatrans se ha comprometido a una inversión de 9,21 millones de euros para levantar un almacén logístico donde gestionar temporalmente depósitos aduaneros, preparación de pedidos, embalajes y etiquetado de mercancías. Esta nave tendrá una superficie de 15.496 m2 de una parcela -la F2 en el plano de la ZAL- de 24.863 m2, es decir, la instalación ocupará el 62% de la extensión a la que aspira.

Grupo Raminatrans evalúa el impacto de su proyecto en materia de empleo en 50 puestos directos y otros 150 indirectos. En su oferta, Raminatrans se compromete a la contratación de empleo en los barrios próximos a la ZAL y a garantizar la igualdad de género en sus contrataciones con paridad hombre/mujer. Asimismo, la compañía se compromete a colaborar con las ONG de proximidad y recurrirá a la asociación Enkadena, empresa de trabajo temporal que emplea a expresidiarios en reinserción laboral, para ofrecer puestos de trabajo. Raminatrans ha denominado su plan para la ZAL como “Proyecto cero” dado que será un edificio con cero emisiones de CO2.

Por su parte, la también empresa valenciana QA Pimba prevé invertir 8,63 millones de euros para levantar una nave de 21.512 m2 en la parcela G2. Con estas cifras, el porcentaje de ocupación de esta parcela se sitúa en el 64%. En materia de puestos de trabajo, el proyecto de QA Pimba prevé generar 53 empleos directos y 180 indirectos.

En su proyecto empresarial, QA Pimba se compromete a priorizar el empleo a residentes del entorno de la ZAL y a desarrollar una política de RSC comprometida con su entorno más cercano. En materia medioambiental, la compañía detalla inversiones en energía solar, térmica y fotovoltaica y compromisos de reducción de CO2.

Por lo que respecta a MSC, su proyecto contempla una inversión de 19,86 millones de euros para la construcción de una nave de 20.200 m2 que se ubicará en la parcela A2, lo que representa un 60% del porcentaje de ubicación de esta parcela. El proyecto de MSC contempla la creación de 60 puestos de trabajo directos y 500 indirectos. En materia socioeconómica, MSC se compromete a contratar al 2% del empleo que genere entre personas con riesgo de exclusión social o parados de larga duración. En materia medioambiental, propone un fuerte impulso del vehículo eléctrico en sus instalaciones e instalar 5.050 unidades generadoras de energía solar que permitirán un ahorro anual en emisiones de 785 toneladas de CO2 al año. La potencia instalada de su central fotovoltaica de esta planta será de 1.662 Kwp, que generará al año 2.040.825 Kwhp.

La inversión más elevada de las ofertadas para una parcela de la ZAL es la que plantea MEDLOG, una extensión empresarial del grupo MSC. Esta compañía ha ofertado una inversión de 35,76 millones de euros para la instalación de una nave logística especializada en el transporte por contenedor en frío para congelados y productos refrigerados. El empleo anunciado es de 25 puestos de trabajo directos y 500 empleos indirectos. En la parcela B2 de la ZAL levantaría una nave de 25.400 m2; lo que supondría una ocupación del 65% de su parcela de 39.600 m2.

MEDLOG se compromete a realizar el 2% de sus contrataciones entre el colectivo de parados de larga duración o de personas con riesgo de exclusión social que residan en el entorno de la ZAL; y como planteamiento ambiental, esta empresa anuncia que solicitará el suministro eléctrico a las compañías que le garanticen que el origen de la energía contratada no genera emisiones contaminantes; esto es, de fuentes no generadoras de CO2. Paralelamente, MEGLOG ofrece la construcción en su nave de la ZAL de una propia central de energía fotovoltaica instalando placas con una capacidad de potencia de 2.093 Kwp, para lo que instalará 6.343 unidades o módulos fotovoltaicos, capaces de generar un ahorro de 1.074 toneladas de CO2 al año. La totalidad de las máquinas de almacén, carretillas, vehículos, etc serán eléctricos. Con estas medidas, la empresa aspira a la obtención de la certificación BREAM.

Concurso para adjudicación de parcelas restantes

Asimismo, VPI Logística mantiene concurso (paralizado temporalmente por la pandemia del coronavirus) para la adjudicación de un derecho de superficie sobre las tres parcelas restantes de la ZAL. Se trata de un total de 107.000 m2 destinados a actividades logísticas correspondientes a las áreas A1, B1 y A3. La Autoridad Portuaria de Valencia estima que con las 7 parcelas (las 4 anteriores, más las 3 actuales) de la ZAL se generarán más de 2.000 puestos de trabajo.

Para la adjudicación de las parcelas se han establecidos los mismos criterios de valoración técnica y económica que en la anterior adjudicación. En concreto, entre los requerimientos técnicos se encuentran la naturaleza de los clientes finalistas y la vinculación del proyecto con el tráfico marítimo; el proyecto técnico y de inversión específico a desarrollar en la ZAL; medidas de impacto socioeconómico como la creación de nuevos puestos de trabajo especialmente en colectivos con alto riesgo de exclusión social en el entorno en el que se ubica la ZAL o la potenciación de la igualdad de género; y medidas de mejora medioambiental entre las que destacan las actuaciones para la reducción de emisiones de CO2e, el empleo de fuentes de energía alternativa y el compromiso de implementar medidas que contribuyan a la eficiencia energética y la sostenibilidad. Por lo que respecta a los criterios económicos, se atenderán la valoración del canon mensual ofertado, así como las inversiones previstas a realizar.