Gracias a la ubicación estratégica y su área de influencia, el Puerto de Valencia es un punto clave en el comercio exterior español​

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV), bajo la denominación comercial de Valenciaport, es el organismo público responsable de la gestión de tres puertos de titularidad estatal situados a lo largo de 80 kilómetros en el borde oriental del Mediterráneo español: Valencia, Sagunto y Gandía.
La APV, como el resto de Autoridades Portuarias, depende del Ministerio de Fomento y se rige por el Real Decreto Legislativo 2/2011 de 5 de septiembre por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante. Esta ley establece:

  • El rol que debe desempeñar la APV en el cumplimiento de las funciones que tiene encomendadas.
  • Su estructura organizativa.

Por otra parte, el Plan Estratégico de la APV fija su misión y los objetivos estratégicos a alcanzar en los próximos años.

Valenciaport es el puerto español líder del Mediterráneo en tráfico comercial, fundamentalmente de mercancías en contenedor, gracias sobre todo a un área de influencia dinámica y una extensa red de conexiones con los principales puertos del mundo.

Valenciaport se caracteriza por una Comunidad Portuaria cohesionada, a través de elementos innovadores como son la Marca de Garantía o la plataforma tecnológica valenciaportpcs.net y formada por todos los agentes públicos y privados que prestan sus servicios a través de los puertos de Valencia, Sagunto y Gandía.

Valenciaport es no sólo un elemento clave en la proyección exterior de la Comunidad Valenciana, sino también la puerta marítima de producción y consumo de toda la Península Ibérica.​​​

Su liderazgo se sustenta sobre las siguientes bases:

Ubicación privilegiada
Valenciaport es el primer y último puerto de escala de los principales servicios marítimos interoceánicos de línea regular del Mediterráneo Occidental, lo que se traduce en las siguientes ventajas:

  • Puerto comercial más próximo al eje Suez-Gibraltar, ruta de las principales líneas interoceánicas.
  • Gran facilidad para la concentración y distribución del tráfico del Mediterráneo Occidental.

Asimismo, nuestra posición geoestratégica en la Península Ibérica nos convierte en el puerto natural para el tráfico interoceánico de mercancías, al proporcionar:

  • Tiempos reducidos en el transporte terrestre.
  • Amplia posibilidad para la redistribución de mercancías con origen y destino en la Península.

Área de influencia
Valenciaport es una óptima elección para cualquier línea de navegación, al contar con una potente área de influencia directa que se encuentra entre las más dinámicas de Europa y a poca distancia de los países del Sur de Europa y del Norte de África:

  • El área de influencia directa de Valenciaport abarca un radio de 350 km, donde se produce el 51 por ciento del PIB español y reside la mitad de la población activa.
  • Valenciaport, además de encontrarse en el corazón de la Comunidad Valenciana, dispone de inmejorables conexiones por carretera y ferrocarril con el centro de España, convirtiéndolo en el puerto natural de Madrid y una de las plataformas esenciales para la Península Ibérica.
  • Como puerto hub del Mediterráneo Occidental, desde Valenciaport se puede distribuir eficientemente las mercancías en un radio de 2.000 km, no solo en los países del Sur de la Unión Europea sino también en los países del Norte de África -Marruecos, Argelia, Túnez y Libia-, que representan un inmenso mercado de 270 millones de consumidores.

Una red de conexiones interoceánicas y regionales regulares con los principales puertos del mundo

Valenciaport ofrece una completa red de conexiones a los principales puertos del mundo a través de:

  • Más de 100 líneas regulares, entre las que se encuentran las de las principales compañías marítimas internacionales.
  • Múltiples conexiones regionales que dotan de una gran capilaridad al transporte de mercancías por Valenciaport.

Estableciéndonos como la mejor y más eficiente opción al servicio del comercio marítimo del Sur de Europa, con conexiones a más de 1.000 puertos de todo el mundo.

Unas infraestructuras portuarias e intermodales que permiten realizar las actividades portuarias y el transporte de las mercancías eficazmente y a tasas y tarifas competitivas.

Calidad de servicio garantizada.