El VCFI es el índice creado por la Autoridad Portuaria de Valencia para reflejar la evolución de las tarifas del mercado de exportación de contenedores llenos por vía marítima desde Valenciaport. El VCFI responde a las siglas en inglés de Valencia Containerised Freight Index. Este índice servirá a los cargadores como herramienta para prever la evolución de los fletes con sus mercados de interés, lo que supone un elemento determinante del coste de sus operaciones de exportación. Por otro lado, también será útil para los operadores que ofertan dichos servicios, al constituir un elemento de benchmarking de la evolución de los fletes en el mercado y los suyos propios.

VCFI General

El Valencia Containerised Freight Index inicia el año 2023 situándose en los 3.211,15 puntos, lo que representa una caída del -10,88% con respecto al mes de diciembre y acumulando un crecimiento del 221,11% desde el inicio de la serie en el año 2018. Si se compara con enero de 2022, el Índice ha bajado en 1.000 puntos que en términos relativos es de un 25%. En este primer mes del año hay que destacar la caída en los fletes de Europa Atlántica (-30,47%), el Mediterráneo Oriental (-17,76%), Latinoamérica Pacífica (-14,76%), África Costa Occidental (-12,03%) y EE. UU. y Canadá (-10,45%).

Por lo que refiere a la coyuntura económica a nivel mundial, si bien resulta arriesgado realizar pronósticos sobre el futuro inmediato dado el nivel de incertidumbre a nivel global existente, según las perspectivas de la economía mundial publicadas por el FMI a comienzos de este año, se augura un descenso en el crecimiento económico del 2,9% para 2023. Estos datos muestran una mejora de 0,2 puntos porcentuales por encima de lo estimado en el mes de octubre, hecho que responde a una serie de factores que podrían dotar a la situación de un cierto dinamismo, entre los que se destaca el abandono la política ‘Covid cero’ por parte de China, así como la desaceleración de los precios de la energía y los alimentos, entre otros.

Por lo que refiere a la demanda de transporte marítimo, según el último RWI/ISL Container Throughput Index publicado, se observa una recuperación en el tráfico de contenedores, intensificada desde finales del año 2022 tras el fuerte descenso en el tráfico mundial que tuvo lugar en octubre. En línea con los factores de dinamismo apuntados anteriormente, dicha intensificación ha venido impulsada por los puertos chinos, así como por el tráfico de contenedores en Europa.

Un factor importante resultante de la interacción entre oferta y demanda en el transporte marítimo es el nivel de congestión portuaria debido al impacto que tiene sobre las cadenas de suministro globales. Desde hace varios meses se ha venido observando una clara tendencia a la baja en este aspecto.

La información proporcionada por Linerlytica muestra que, a finales de enero de este año, se contabilizaron 1,66 millones de TEU en fondeo, lo que ha supuesto un 6,4% de la flota total, y ha experimentado un descenso del -1,3% respecto de la última contabilización llevada a cabo una semana antes. Entrando en más detalle, a 29 de enero, el puerto chino más congestionado fue el de Shanghái/Ningbo, con un total de 54 buques en fondeo, alcanzando los 227.025 TEU. En Estados Unidos, fue el puerto de Savannah el más congestionado, con 7 buques y 67.081 TEU en fondeo.

En lo que respecta al mercado energético y de materias primas, el precio medio del barril del crudo Brent durante el mes de enero ha sido de 82,46$ con respecto a los 80,92$ del mes de diciembre lo que implica un incremento del 1,9% y situándose en un valor ligeramente inferior a los 86,51$ de media de enero de 2022. Asimismo, los combustibles marítimos han fluctuado en general a la baja desde junio de 2022. A tal efecto, se ha considerado el precio del bunkering (repostaje de buques en el mar) de los 20 principales puertos del mundo, según los datos ofrecidos por Ship&Bunker. Así, el precio del combustible VLSFO (Very Low Sulphur Fuel Oil) ha pasado de 646,9$ en diciembre a 664,2$ en enero, representando una subida del 2,67%.

En cuanto a la capacidad ofertada, los datos de Alphaliner nos muestran que la flota ociosa se ha visto incrementada con respecto al mes anterior. Con esto, a mediados de enero se contabilizaron 95 buques ociosos que conforman un total de 577.211 TEU (49.545 TEU más que la última contabilidad de noviembre), representando el 2,2% del total de la flota activa. Esto ha significado un 4,9% del total de la flota y un notable aumento desde la contabilización de enero del año anterior.

VCFI Mediterraneo Occidental

En cuanto al subíndice del Mediterráneo Occidental, se observa un incremento del 2,57% con respecto al mes anterior, situándose en los 1.946,78 puntos, y acumulando un crecimiento del 94,68% desde el inicio de la serie en el año 2018.

A pesar de que se observa una retracción en el volumen de exportación desde Valenciaport con Marruecos, también se ha dado un incremento en los intercambios comerciales con Túnez y Argelia. En este sentido, y tras varios meses en los que el tratado de comercio al que el Gobierno de Argelia está suscrito con España ha permanecido bloqueado, todo apunta a que en un futuro no muy lejano se pueda dar un paso hacia el restablecimiento de las relaciones comerciales entre España y Argelia.

VCFI Lejano Oriente

Por lo que refiere al área del Lejano Oriente, se observa un incremento del 3,56% situándose en 2.456,53 puntos, lo que representa un crecimiento acumulado del 145,65% respecto al inicio de la serie en enero del 2018. Sin embargo, de acuerdo con los últimos datos disponible, se observa una caída en los niveles de exportación de Valenciaport a China.

Si bien tras el desplome en el tráfico mundial de contenedores que tuvo lugar en octubre del 2022 China ha contribuido a la recuperación en el tráfico de contenedores a nivel mundial, cabe tener en cuenta la estacionalidad del momento, marcada por la proximidad del Año Nuevo Chino, lo que se traduce también en una mayor presión en los fletes. Paralelamente, también se percibe el colapso en la demanda por los brotes de la COVID-19 que han derivado en altos niveles de congestión, tal y como se ha apuntado anteriormente.