El VCFI es el índice creado por la Autoridad Portuaria de Valencia para reflejar la evolución de las tarifas del mercado de exportación de contenedores llenos por vía marítima desde Valenciaport. El VCFI responde a las siglas en inglés de Valencia Containerised Freight Index. Este índice servirá a los cargadores como herramienta para prever la evolución de los fletes con sus mercados de interés, lo que supone un elemento determinante del coste de sus operaciones de exportación. Por otro lado, también será útil para los operadores que ofertan dichos servicios, al constituir un elemento de benchmarking de la evolución de los fletes en el mercado y los suyos propios.

VCFI General

El Valencia Containerised Freight Index del mes de agosto se ha situado en los 4.919,77 puntos, lo que representa un incremento mensual del 1,10% y un crecimiento acumulado del 391,98% desde el inicio de la serie en el año 2018. La amplia cobertura geográfica del VCFI, en el que se recogen los precios de exportación a 42 puertos situados en 13 áreas geográficas, acaban traduciéndose en un comportamiento muy dispar entre sus componentes. En este sentido, mientras zonas como el Subcontinente Indio y África Costa Occidental han incrementado significativamente, en un 7,96% y 6,01% respectivamente, los fletes de otras áreas más conectadas a las grandes rutas de contenedores han mostrado un retroceso. A tal efecto, pueden destacarse las zonas Lejano Oriente (-2,81%) y Latinoamérica Pacífica (-2,55%), entre otras.

Ante un escenario marcado por la incertidumbre ligada a la guerra en Ucrania, el aumento de las presiones inflacionistas y el endurecimiento en la política monetaria de algunas economías, tras meses al alza, el mercado energético se ha visto ligeramente aliviado por los temores de recesión los cuales han empañado, casi con total seguridad, las perspectivas de demanda. Así pues, se observa un descenso del 10,03% del precio medio del barril del crudo Brent, puesto que durante el mes de agosto el precio medio ha sido de 100,70$ con respecto a los 111,93$ del mes de julio. Asimismo, los combustibles marítimos han fluctuado en general a la baja. Según los datos ofrecidos por Ship&Bunker, el precio del bunkering (repostaje de buques en el mar) de los 20 principales puertos del mundo, representando por el precio del combustible VLSFO (Very Low Sulphur Fuel Oil) ha descendido un 9,9%, situándose en los 823,5$ durante el mes de agosto con respecto a los 914,50$ del mes de julio.

En cuanto a la capacidad ofertada, los datos de Alphaliner muestran que el recuento de la flota de portacontenedores inactivos se ha incrementado con respecto al mes anterior, contabilizando a mediados del mes de agosto un total de 57 buques ociosos (270.591 TEU), lo que representa un 3,4% del total de la flota.

Al mismo tiempo, y en relación con los niveles de congestión portuaria globales, se sigue una tendencia plana y sin cambios durante el mes de agosto. En esta línea, por lo que respecta a los puertos estadounidenses, la congestión de la Costa Este sigue siendo crítica en comparación con la Costa Oeste. Por otro lado, la incrementada congestión de los puertos del sur de China por los tifones acontecidos a mediados del mes de agosto se ha visto disminuida al cierre del mes. Por su parte, el incremento de la congestión en el norte de Europa en el mes de agosto se ha visto vinculado con la huelga portuaria en el Reino Unido y el bajo nivel del agua en el Rin. Con todo esto, los puertos norteamericanos continúan teniendo el punto más crítico de congestión, con un 38% de la congestión mundial, seguidos por los puertos del norte de Asia y el norte de Europa, con un 21% y 15% de congestión mundial respectivamente. En el caso del puerto de Valencia, los efectos de la apertura de los puertos chinos tras el cierre en semanas anteriores también se ha visto reflejado en mayores niveles de congestión.

Desde el punto de vista de la demanda, se observa una pérdida en el impulso de mercancías a nivel global. Prueba de ello es la reciente lectura del Barómetro de Comercio, elaborado por la Organización Mundial del Comercio (OMC), la cual apunta hacia un estancamiento en el crecimiento del comercio mundial. Así pues, el mismo está creciendo a un ritmo más lento que en el primer trimestre del año y, casi con total seguridad, seguirá siendo débil en la segunda mitad del año, lastrado tanto por el conflicto en Ucrania a la vez que alentado por el levantamiento de los bloques de COVID-19 en China.

En la misma línea, y en lo que respecta al volumen de tráfico portuario, según las estimaciones del RWI/ISL Container Throughput Index para el último mes disponible, también se observa un cierto estancamiento. En este sentido, y tras una fuerte recuperación en los últimos meses, los puertos chinos muestran un ligero debilitamiento en la actividad de tráfico de contenedores. Del mismo modo y según el índice North Range, un indicador del desarrollo económico en el norte de Europa y Alemania se ha registrado un descenso en dichas áreas.

VCFI Mediterraneo Occidental

En cuanto al subíndice del Mediterráneo Occidental, se observa un descenso del 1,32% con respecto al mes anterior, situándose en los 2.455,11 puntos, y acumulando un crecimiento del 145,51% desde el inicio de la serie en el año 2018.

Se sigue destacando el efecto subyacente a la decisión tomada por parte del Gobierno de Argelia de suspender el tratado de comercio suscrito con España hace dos décadas, dando pie a una importante retracción, bastante intensificada según los últimos datos observados, en los flujos de comercio con dicho país desde Valenciaport. También se destaca la caída en los tráficos hacia Marruecos, mientras que los tráficos con Túnez se han visto ligeramente incrementados.

VCFI Lejano Oriente

Por lo que respecta al área del Lejano Oriente, se observa un decremento del 2,81% situándose en 3.644,41 puntos y acumulando un crecimiento del 264,44% con respecto al inicio de la serie en enero del 2018.

Se sigue destacando una disminución en los flujos de exportación de Valenciaport con China, su principal socio comercial, en línea con la tendencia ya mencionada relativa a la contracción en los volúmenes de tráfico portuario del gigante asiático. Adicionalmente, y como se ha mencionado con anterioridad, la congestión a nivel general en los principales puertos chinos sigue disminuyendo, dando pie a tiempos de espera mínimos en los mismos. No cabe duda de que todo ello está contribuyendo a una progresiva y gradual presión a la baja en los niveles de precios de los fletes.

Con todo esto, cada vez más se está dando el balance entre el binomio formado por la oferta y la demanda, donde la brecha entre demanda global y tamaño o capacidad de la flota mundial se está reduciendo, acercándose cada vez más a los niveles pre-pandemia. Tal y como se apunta desde Sea Intelligence, dicha tendencia a la normalización viene dada e impulsada tanto por la retracción en los niveles de demanda como por el alivio de la oferta de transporte marítimo, materializado en las mejoras graduales en la fiabilidad de los horarios y la considerable disminución de los retrasos, los cuales se encuentran por debajo de la marca de 7 días, lo que supone una mejora con respecto a la cifra de 2021.