El VCFI es el índice creado por la Autoridad Portuaria de Valencia para reflejar la evolución de las tarifas del mercado de exportación de contenedores llenos por vía marítima desde Valenciaport. El VCFI responde a las siglas en inglés de Valencia Containerised Freight Index. Este índice servirá a los cargadores como herramienta para prever la evolución de los fletes con sus mercados de interés, lo que supone un elemento determinante del coste de sus operaciones de exportación. Por otro lado, también será útil para los operadores que ofertan dichos servicios, al constituir un elemento de benchmarking de la evolución de los fletes en el mercado y los suyos propios.

VCFI General

El Valencia Containersied Freight Index (VCFI) cierra 2021 alcanzando un valor de 4.063,59 puntos, lo que representa una subida del 4,14% con respecto al mes de noviembre. De este modo se concluye el año encadenando ya diecisiete meses consecutivos de crecimiento, acumulando un incremento del 306,36% desde el inicio de la serie en enero del 2018.

Un mes más, la demanda continúa con la misma tendencia creciente que en los meses anteriores, lo que se refleja en el tráfico portuario según la última estimación realizada por el RWI/ISL-Container Throughput Index que elabora el Instituto Leibniz de Investigación Económica. Esta institución señala que el transporte marítimo ha experimentado recientemente una nueva intensificación en sus niveles, provocado fundamentalmente por el crecimiento de los tráficos en los puertos chinos. En efecto, este fuerte empuje de la demanda, especialmente en los tráficos de importación en contenedor de Estados Unidos, con la excepción de los vehículos de motor y sus partes debido a la crisis de los semiconductores, está teniendo un impacto directo sobre la actividad marítima global.

Ante este escenario, se sigue requiriendo que las navieras desplieguen toda su capacidad disponible en el mercado para hacer frente a la fuerte demanda. De hecho, las compañías dedicadas al transporte de carga por vía marítima están empleando todos los buques disponibles de modo que la flota comercialmente inactiva sigue manteniéndose en niveles mínimos. Así, a mediados del mes de diciembre los datos ofrecidos por Alphaliner contabilizaron 48 portacontenedores inactivos con 149.386 TEU que representan un 0,6% del total de unidades activas, mostrando un ligero descenso con respecto al nivel de noviembre cuando se alcanzaron 164.540 TEU de flota ociosa.

Otro aspecto clave a la hora de entender la evolución en el precio de los fletes por su influencia directa sobre los costes operativos de las navieras es el precio del combustible. Por una parte, el barril de crudo de Brent europeo ha disminuido en un 8,48% durante diciembre con respecto al mes anterior, pasando de 81,54$ en noviembre a 74,17$ en el último mes del año. En cambio, la situación del precio del combustible marítimo ha sido diferente y ha finalizado el 2021 con subidas. Así, según los datos ofrecidos por Ship&Bunker relativos al coste del bunkering (repostaje de buques en mar) en los 20 principales puertos del mundo, el precio medio del combustible IFO 380 (Intermediate Fuel Oil) se ha situado en 480,50$ en diciembre frente a 455,50$ del mes anterior, lo que representa un incremento del 5,48%. De igual manera, el VLSFO (Very Low Sulphur Fuel Oil) ha aumentado un 8,18%, ya que en noviembre el valor estaba en 585,50$ por tonelada mientras que en diciembre ha alcanzado los 633,50$.

En cuanto al análisis de las diferentes áreas que componen el VCFI, el crecimiento ha sido la tendencia general en todas las zonas con la excepción de Europa Atlántica, cuyos fletes han disminuido en un 10,78% en comparación con noviembre. Los mayores ascensos del Índice se han producido en África Costa Oriental (10,70%), Latinoamérica Pacífica (8,23%), Países Bálticos (7,78%), EEUU y Canadá (5,31%) y Centroamérica y Caribe (4,59%).

En este aumento del VCFI en la mayoría de las áreas, además de los factores anteriormente citados, también sigue influyendo la congestión portuaria que alcanzó su máximo a mediados de septiembre. Si bien en el último trimestre del año se ha moderado esta subida, 2021 ha sido un periodo con unos niveles de atascamiento portuario sin precedentes. Hay que destacar que esta congestión ha evolucionado de una manera dispar según las zonas geográficas. Así, los datos de Alphaliner muestran que mientras en los principales puertos chinos está disminuyendo, en los recintos estadounidenses sigue en aumento. En este sentido, las cifras ofrecidas por la Marine Exchange Southern California indican que a mitad de diciembre se observaron 101 portacontenedores retenidos en los puertos de Los Ángeles-Long Beach.

VCFI Mediterraneo Occidental

Por lo que respecta al subíndice del Mediterráneo Occidental en el mes de diciembre, el VCFI refleja un incremento del 1,21% respecto al mes anterior, situándose en 2.117,25 puntos y acumulando un crecimiento del 111,73% desde el inicio de la serie en 2018. En esta área, hay que destacar el aumento continuado en los tráficos que van desde Valenciaport a Marruecos, que se sitúan incluso por encima de los niveles alcanzados en el 2019 y 2020. De la misma manera, las cifras de exportación desde Valenciaport a Túnez se han acrecentado en el último mes, superando también los valores de años anteriores. Por el contrario, los tráficos desde el recinto valenciano a Argelia han disminuido durante el último mes, situándose en un nivel inferior al de los años precedentes.

VCFI Lejano Oriente

En el área del Lejano Oriente se observa un aumento del 2,94% hasta alcanzar los 3.742,98 puntos. El VCFI con esta zona ha crecido un 274,30% desde enero de 2018. En esta subida, además de los factores comunes al resto de regiones, también hay que señalar los tráficos de Valenciaport con los países de esta área. En este sentido, hay que destacar un incremento en los flujos de exportación de Valenciaport con China, el principal socio comercial y el mercado más importante del Lejano Oriente. En este último periodo del año ha sido determinante el comportamiento de la demanda de bienes que tiene un componente claramente estacional, marcado por las festividades de la Navidad y la proximidad del Año Nuevo Chino, fecha de especial importancia por su influencia directa en el dinamismo del comercio internacional.

.

.