El VCFI es el índice creado por la Autoridad Portuaria de Valencia para reflejar la evolución de las tarifas del mercado de exportación de contenedores llenos por vía marítima desde Valenciaport. El VCFI responde a las siglas en inglés de Valencia Containerised Freight Index. Este índice servirá a los cargadores como herramienta para prever la evolución de los fletes con sus mercados de interés, lo que supone un elemento determinante del coste de sus operaciones de exportación. Por otro lado, también será útil para los operadores que ofertan dichos servicios, al constituir un elemento de benchmarking de la evolución de los fletes en el mercado y los suyos propios.

NOTA: Dada la excepcionalidad de la situación actual, el VCFI continuará publicándose según periodicidad habitual, si bien los datos deben considerarse como provisional, pudiendo ser objeto de un ajuste posterior.

VCFI General

El Valencia Containerised Freight Index (VCFI) del mes de agosto se sitúo en 1.248,05 puntos, lo que supone un incremento del 1,33% con respecto al valor revisado de julio. A pesar de la habitual disparidad regional, las subidas en los fletes son la tónica mayoritaria en las áreas de estudio, teniendo lugar en 6 de ellas, frente a las bajadas que solo registran en cuatro de ellas.

Un factor común que condiciona la evolución de los costes asociados al transporte marítimo es la evolución de los precios del petróleo, que experimentan una ligera subida en el mes de agosto, situándose el precio medio del barril de Brent Europeo en 44,74 dólares. Ese incremento también es perceptible en los precios de bunkering; así y de acuerdo con los datos proporcionados por Ship & Bunker para el agregado de los 20 puertos principales de bunkering, el VLSFO cerró agosto en un precio 354 dólares la tonelada, diez dólares por encima del precio de inicio del mismo mes. Aun con las subidas de las últimas semanas, el precio del VLSFO se encuentra todavía por debajo de los niveles del IFO en este periodo de 2019.

En lo que respecta a la situación del mercado, y a pesar de un contexto macroeconómico más que complicado, el tráfico global de contenedores está mostrando un comportamiento positivo en las últimas semanas. Así se desprende de las estimaciones del RWI/ISL Container Throughput Index para julio (último dato), en las que el índice que mide el tráfico de contenedores en 91 puertos del mundo toma un valor de 116.2, frente al 110.2 de junio. La misma tendencia se detecta en el Drewry Container Port Throughput Indices que registra una mejora en el dato de junio (último dato) del 2,3% con respecto a mayo, si bien, todavía se mantiene por debajo de los niveles de 2019. Sin embargo, esta recuperación del tráfico continúa siendo asimétrica y en zonas como Europa apenas se registra el crecimiento, mientras que, en China, los puertos han registrado mayor nivel de tráfico que junio de 2019.

Como respuesta a este movimiento del mercado, las navieras vienen adaptando la capacidad en las grandes rutas de contenedores, reactivando servicios que fueron suspendidos en meses anteriores y reduciendo el número de blank sailings semanales. A modo de ejemplo, los datos de capacidad en la ruta Transpacífica ofrecidos por Alphaliner, muestran un crecimiento en los TEU ofertados del 26% con respecto a mayo, situándose por encima de las cifras de septiembre de 2019. En el Asia-Europa, la capacidad ha aumentado un 17.6% en junio, alcanzando los 400.000 TEU semanales, solo un 4% menos que el año anterior. De este modo, en agosto la flota ociosa se sitúo por debajo del millón de TEU por primera vez en 2020. Sin embargo, en las próximas semanas hay previsiones de incremento de los blank sailings con motivo de la Golden Week en China (primera semana de octubre) de modo que cabría esperar correcciones en la capacidad.

Con respecto a los grandes movimientos por áreas geográficas, tal y como se comentaba anteriormente, siete áreas experimentan incrementos en sus fletes este mes, destacando sobre ellas Lejano Oriente con un crecimiento mensual en los precios del 7,4%, el Mediterráneo Occidental (4,3%), seguidos por el Mediterráneo Oriental (2,3%). En sentido contrario puede destacarse la evolución de Latinoamérica Pacifica, que acumula el quinto mes de caída consecutiva, debido a la reducción de tráficos por los efectos de la pandemia.

VCFI Mediterraneo Occidental

En relación a los fletes con el Mediterráneo Occidental, durante el mes de agosto se registra un crecimiento del 4,3%, con lo que el subíndice se sitúa en un valor de 1.077,23 puntos y continúa con el comportamiento irregular que viene registrando durante todo el 2020. En términos de tráfico, y tras las importantes caídas registradas entre los meses de marzo y abril, la recuperación de la zona es reseñable y el nivel de tráfico es superior al de julio de 2019, destacando especialmente el caso de Marruecos.

VCFI Lejano Oriente

Por lo que respecta a Lejano Oriente, el comportamiento de los fletes en los últimos meses es netamente inflacionista y así lo confirma el dato de agosto, en el que el subíndice supera los dos mil puntos, registrando un crecimiento del 7,4% con respecto al dato de julio. Detrás de esta tendencia se encuentra la evolución de la disponibilidad de espacio en la ruta, fruto del balance oferta – demanda. En este punto, es interesante destacar la evolución del tipo de cambio en las últimas semanas, en las que el euro se ha apreciado con respecto al dólar, ejerciendo esto un cierto efecto mitigador en los precios expresados en euros.

.