Fuerte espaldarazo de Bruselas a la electrificación de las terminales del Puerto de Valencia

El Comité del Mecanismo Conectar Europa o Comité CEF (Connecting Europe Facility) de la Comisión Europea ha aprobado la concesión de ayudas a dos proyectos del Puerto de València que facilitarán y acelerarán la posibilidad de conectar los buques a la red eléctrica

Uno de los proyectos es un estudio (EALING) para la coordinación de trabajos de puertos europeos «electrificados» y otro (EALINGWorks Valenciaport) permitirá cofinanciar la subestación eléctrica del Puerto de Valencia, que recientemente recibió el visto bueno de la Generalitat 

València, 19 de julio de 2020.- El Comité del Mecanismo Conectar Europa o Comité CEF (Connecting Europe Facility) de la Comisión Europea ha aprobado la concesión de ayudas a dos proyectos del Puerto de València que facilitarán y acelerarán la posibilidad de conectar los buques a la red eléctrica. Uno de los proyectos es un estudio (EALING) para la coordinación de trabajos de puertos europeos «electrificados» y otro (EALINGWorks Valenciaport) permitirá cofinanciar la subestación eléctrica del Puerto de Valencia, que recientemente recibió el visto bueno de la Generalitat. Ambos proyectos fueron estudiados y redactados por la Autoridad Portuaria de València (APV) y la Fundación ValenciaPort.

El primero de ellos, el Proyecto Global EALING (European flagship Action for cold ironing in ports) expresa la necesidad de acelerar los esfuerzos para hacer frente al cambio climático, mejorar la seguridad y el rendimiento de los puertos, contribuir a la transición hacia una energía más limpia de los servicios de transporte marítimo prestados en las zonas portuarias y cumplir las nuevas condiciones derivadas de la interrupción tecnológica hacia la electrificación. El proyecto se centrará en la realización de los estudios necesarios para satisfacer la necesidad de construir nuevas infraestructuras OPS (Onshore Power Supply) o de mejorar las existentes en los puertos participantes, de conformidad con la aplicación del uso de la electricidad en tierra en los puertos de la red central de la RTE-T y en otros puertos para finales de 2025, y en la preparación de la documentación final para las licitaciones, con el fin de que los trabajos comiencen tras la finalización de los estudios necesarios para cada puerto participante. El proyecto se adapta así a la Directiva 2014/94/EU, que en su párrafo 5 del artículo 4 incluye que  el suministro de electricidad en tierra se instalará con carácter prioritario en los puertos de la Red Central de la RTE-T, y en otros puertos, a más tardar el 31 de diciembre de 2025, a menos que no haya demanda y los costes sean desproporcionados en relación con los beneficios, incluidos los beneficios ambientales.

El objetivo del segundo de los proyectos, el EALINGWorks Valenciaport: Preparation of the electrical grid of the Port of Valencia for Onshore Powel Supply, es preparar la red eléctrica del puerto para el suministro de OPS a los portacontenedores, transbordadores y cruceros en las nuevas terminales del Puerto de València, tanto la nueva terminal de contenedores como la nueva terminal de pasajeros).

Dado que los buques atracados presentan una demanda de electricidad bastante elevada, la instalación de OPS en un puerto requiere la mejora de toda la red eléctrica. Actualmente, el puerto de València recibe electricidad de media tensión (20kV) de tres subestaciones eléctricas diferentes de alta y media tensión: ST LA PUNTA, ST GRAO y ST ALAMEDA. El uso de 20kV combinado con los requisitos de seguridad de suministro en los puertos hace que la cantidad máxima de energía a demandar de la red general para usos no instantáneos no debe exceder los 13 MW. El promedio de la demanda total de energía en el puerto cae en torno a 7 MW, siendo muy frecuentes las demandas en torno a 10 MW. Teniendo en cuenta las características actuales de la red eléctrica del puerto, no es realista considerar la OPS en los muelles del Puerto de Valencia, a menos que se mejore la red eléctrica.

Una estimación conservadora de la demanda de energía para un portacontenedor es de aproximadamente 2 MW, 1 MW para un transbordador y más de 10 MW para los cruceros. Así pues, la demanda total de energía de los consumidores simultáneos en el puerto de Valencia superaría los 20 MW con mucha frecuencia (por ejemplo, 4 portacontenedores, 2 transbordadores y 1 crucero), muy por encima de la potencia máxima alcanzable actual. La instalación de una nueva subestación eléctrica cambiará el panorama por completo. En este caso, el puerto recibirá electricidad a 132 kV, lo que permitirá una mayor demanda de energía que estará limitada por la capacidad de la subestación, que inicialmente será de 60 MW, ampliable a 90 MW. Como resultado, las obras incluidas en el proyecto EALINGWorks Valenciaport permitirán la adopción de OPS y, por consiguiente, importantes reducciones de las emisiones y los costos operacionales de los buques que hagan escala en el puerto de Valencia.